22.10.07

Gallina lejos

Al recibir el mensajito quizás hasta dije eureka: "Profe, ya terminó la función [de títeres en el Hospital de Niños], creemos que salió bien, cantamos con los chicos y todo".

14.10.07

Sexto sentido

Me volví al escuchar gritos desde la otra vereda. La niña en brazos -¿dos años?- me señaló y trató de mover la cabeza de su madre para que mirara hacia mi bolso negro. No sé cómo se dio cuenta: Lucas iba dentro, es cierto, pero estaba dormido.

6.10.07

La lluvia

El miércoles por la noche me ilusioné al salir de clase: había en el aire presagios del olor de la tierra mojada y una brisa suave, pero sólo cambió el tiempo, abruptamente, hacia un calor insólito. Salí al jardín y los rosales, llenos de botones, dijeron que ellos también están están esperando que llegue la lluvia. Con el agua todo será nuevo y comenzará el año otra vez.

4.10.07

flequillo

Sin dudar casi me corté el flequillo yo sola por la mañana, tempranito antes de ir a trabajar, con la tijera para tela; no me daba el tiempo para pensar en ir a la peluquería y ya tenía medio tapados los ojos. Resultó una brevedad agradable, aunque como suele suceder con las cosas nuevas me dio un poquito de susto dar el paso y mostrarme. Por varios días estuve escuchando cosas sobre la renovación del flequillo. Cande, que no me conoce mucho pero es observadora, quizás dio en la tecla: "es... como una mezcla de Audrey y rolinga". Es evidente la parte que me gustó más: ¡qué suerte parecerme en algo a la Hepburn! (aunque ella en realidad usaba su flequillito despeinado). Una noche sentí que varios alumnos estaban quedando fijos en el mismo punto y conté la versión rolinga para cortar el hielo; se rieron conmigo y seguimos la clase tan tranquilos pero ninguno desmintió e incluso Cristian bromeó después sobre Mick Jaegger.