30.6.11

Cortázar por Cortázar

Yol me contó hoy que Cortázar no era demasiado conocido cuando apareció Bestiario y el libro, arrumbado, no se vendía casi. Se hizo conocido y comenzó a volar recién después de que Ana María Barrenechea lo dio a leer a sus alumnos de la Universidad de Buenos Aires. Luego llegaron la época parisina, Rayuela.
Ella aún tiene un disco en el que Cortázar lee cuentos. Como yo misma tuve la suerte inovidable de escuchar "Casa tomada" en la radio, entendí lo que me Yol me comentó sobre las "rr" arrastradas que quedaron al autor de su infancia en Bruselas. 

16.6.11

Astucia

Astucia tuvo, la suya, y siguió, sonriente e ingenua a morir, hacia adelante.